Terapias Utilizadas

psicología clinica

Centro Sanitario autorizado CS-32960

Raymond Moody es doctor en Psiquiatría y Filosofía. Según él mismo, el trabajo que más le marcó fue el de psiquiatra forense en el Hospital Estatal de Máxima Seguridad de Georgia (USA).

“Hay vida después de la muerte”, sostiene enfáticamente el Dr. Moody, basado en las innumerables Experiencias Cercanas a la Muerte (ECM) de muchas personas tratadas o entrevistadas por él.

Su obra “Vida después de la Vida”, publicada en 1975, ha vendido más de 15 millones de ejemplares y, de paso, reabrió el debate en Occidente respecto de la supervivencia de la consciencia. Las experiencias cercanas a la muerte siguen un patrón

El Dr. Moody realizó un estudio sobre cientos de experiencias cercanas  a la muerte, denominadas habitualmente como ECMs. Las ECMs se caracterizan por:

  • Las personas afirmaban que abandonan su cuerpo, que lo veían desde arriba y que existe una especie de túnel o pasillo.
  • Manifiestan casi que unánimemente que, además, sienten el amor y la compasión absolutos.
  • Que sus familiares y amigos les están esperando.
  • También, sostienen que “ven” un panorama de toda su vida en segundos (aunque, realmente la noción de tiempo puede ser muy diferente al morir).
  • En la gran mayoría de los cientos de casos estudiados, sostienen no desear regresar de ese “maravilloso estado de consciencia”, aunque algunos lo hacen intencionalmente para resolver asuntos pendientes, sobre todo cuando hay hijos pequeños que cuidar. Algo realmente hermoso.

Lo anterior nos demostraría que después de todo existe vida después de la muerte.

Un tema específico, bastante interesante, que ha tratado el Dr. Moody, es el del supuesto “infierno”. Al respecto, manifiesta que algunos pocos manifiestan no haber tenido una experiencia positiva sino, más bien, negativa. Pero, según Moody, es un tema bastante difícil de estudiar porque, precisamente, son muy pocos los casos.

Es necesario destacar que los cuidadores de moribundos también han experimentado todo lo hasta acá aludido. Por tal motivo, parece irrebatible el hecho de que no se trate de un proceso neurofisiológico.

El álgido tema de la trascendencia del hombre. Hay vida después de la muerte Los grandes pensadores de la Antigüedad, especialmente los filósofos clásicos de la Antigua Grecia, sostenían que el alma del hombre trascendía, aunque con fundamentos puramente filosóficos.

Por razones más que obvias, en la Antigüedad no se disponía de las herramientas con las que contó el Dr. Moody para adelantar su estudio.

Todo lo afirmado en la obra de este psiquiatra, es demostrable por cualquiera otra persona (con la debida preparación, por supuesto). Ahora, la trascendencia del ser humano tiene unas connotaciones bastante específicas y, por qué no, difíciles de aceptar con el sólo razonamiento lógico.

Es necesario haber vivido una de estas experiencias, como implicado directo o como acompañante de moribundos, para poderse percatar de dichas connotaciones.

Moody relata el caso más notable del profesor Ritchie, un Físico graduado a los 20 años. Lleno de títulos y logros académicos de toda índole, el profesor Ritchie (cuya ECM fue estudiada por el Dr. Moody) manifestó que, durante la visión panorámica de su vida, “vio” todos sus logros académicos.

Pero, precisó que “a la luz brillante” poco le importaba eso. Que lo realmente importante para la luz, era si había aprendido a amar o no. Raymood Mood

En fin,  parece que sí hay vida después de la muerte, después de analizar detenidamente los estudios del Doctor Raymond A. Moody Jr.


SOLICITAR INFORMACIÓN REGRESIONES A VIDAS PASADAS


300x600