Terapias Utilizadas

psicología clinica

Centro Sanitario autorizado CS-32960

La angustia vital es el miedo que tiene cualquier persona a ser atacada en cualquier momento. Imaginémonos, nada más, la angustia vital es algo que se da mucho en nuestra sociedad, se da mucho por la cantidad de responsabilidades que se tiene en esta sociedad moderna. 

Es una angustia que proviene de la estructura esencial misma del sistema nervioso o, si se quiere, del instinto de conservación.

La angustia vital proviene del sistema nervioso y obedece al instinto de conservación. Aclaremos este concepto, dado que algunos se podrán estar formulando algunos interrogantes.

Crisis de angustia vital

Antes que nada, tengamos en cuenta que la angustia se radica en el sistema nervioso, insistimos una vez más. Los cientos de miles de años de evolución nos han “permitido la fortuna” de sentir angustia vital cuando algo no anda bien.

Si nuestro cerebro no estuviese dotado de ese instinto, moriríamos durante los primeros diez años de vida. No nos defenderíamos ante ningún tipo de peligro.

Hoy tenemos 30, 40, 60 o 70 años porque nuestro instinto de conservación así nos lo permitió. Este instinto, aclaremos de paso, se extiende hacia otras esferas diferentes a la sensación de necesidad apremiante de preservar la vida misma.

Pensemos, ahora, en el tipo de angustia que pueden sentir una persona que considera que la conciencia no trasciende a la muerte. Angustia vital.

La angustia vital también genera ansiedad anticipatoria, que se refiere a cuando una persona se preocupa o altera ante un evento futuro o simplemente a su destino.

SÍNTOMAS DE LA ANSIEDAD

SUPERAR LA ANGUSTIA

ANSIEDAD Y ESTRÉS

En la angustia existencial no existe un hecho o una situación traumática que la precedan. Más bien, surge de interrogantes trascendentales que algunas personas se suelen formular desde edades tempranas, incluso.

En nuestro centro de Madrid somos especialistas en tratar temas de angustia vital, puedes ampliar información rellenado el siguiente cuestionario.

SOLICITAR CITA PREVIA para tratar Ansiedad o Angustia

La angustia existencial (que no es mala en sí misma, así genere depresión) es propia de mentes que disponen de más tiempo para analizarse a sí mismas, a la vida misma, al entorno y al universo, con profundidad.

A menos que se trate de una persona un tanto primaria en sus razonamientos, este individuo debería permanecer en un estado recurrente de angustia existencial. Qué sentido “tendría estar en este mundo preocupándonos por todo si, al final de cuentas, todo termina con la muerte que, indefectiblemente, llegará”.

Precisando la diferencia entre la angustia existencial y vital. Indudablemente, el tema de la angustia existencial es tan complejo, extenso y hasta fascinante, que podríamos extendernos por cientos de páginas para tratarlo.

Se extiende a la necesidad de conservar el bienestar, un status de vida, una vida digna (en todos los sentidos) de nuestros seres queridos, el amor de nuestra pareja, etc., etc. Ahí radica la enorme importancia de la angustia vital y, de paso, la diferencia entre la angustia existencial y angustia vital.

Estas dos angustias pueden ser tratadas de una forma correcta con la terapia regresiva. Esta técnica puede dar muchas respuestas que son propias de la angustia existencial, también es una terapia estupenda para manejar estados estresantes o de ansiedad y estrés, propios del estilo que podemos llevar.

Básicamente, la ansiedad anticipatoria es un mecanismo defensivo. Es una respuesta de alerta ante situaciones consideradas subjetivamente como amenazantes o peligrosas. Aprender a superar la ansiedad sin medicamentos, es más importante de lo que la gente del común se imagina, ya que los ansiolíticos suelen ser, en su gran mayoría, adictivos.

.

 


Angustias síntomas generales

La ansiedad anticipatoria es un fenómeno general (o universal, si se quiere) que se presenta en todos los seres humanos. Es normal (en la mayoría de los casos), adaptativa y mejora el rendimiento y la capacidad de responder y hasta de adelantarse a las situaciones.

No pareciera lógico a primera vista, pero la ansiedad anticipatoria tiene una función: movilizar el cuerpo y la mente para precaverse de los peligros y las amenazas. De esta manera procederemos, entonces, a huir, adaptarse, atacar, neutralizar, dialogar, etc.

En fin y a todas estas, la ansiedad es normal, buena y necesaria.

Ahora, cuando los niveles de ansiedad superan estos estándares a los que nos hemos referido, estos es, cuando los mecanismos se desencadenan de manera alterada, estaremos ante un problema de salud.

VOLVER A MENU

.

 


Como superar la ansiedad anticipatoria sin medicamentos

Pero, superar la ansiedad sin medicamentos es posible. Es más, cuando este trastorno aparece en edades tempranas (niñez o adolescencia), muchos profesionales cometen el error de prescribir ansiolíticos de entrada.

Lo hacen sin tener en cuenta que estos fármacos generan adicción de por vida (en la mayoría de los casos) y, además, sin explorar otras posibilidades como la hipnosis.

La hipnosis regresiva es una maravillosa herramienta para potenciar y agilizar todo tipo de terapias médicas y psicológicas. ¿Es posible superar la ansiedad con la hipnosis? La respuesta es un contundente sí.

Esta herramienta, bien utilizada, es un poderoso medio para superar todo tipo de trastornos emocionales, psicológicos y conductuales.

SOLICITAR CITA PREVIA para tratar Ansiedad o Angustia

solinfo

La ansiedad y estrés es una alteración de los mecanismos adaptativos. Dicha alteración puede ser manejada y superada, mediante la terapia regresiva de vidas pasadas.

Se trata de guiar al paciente, durante el trance hipnótico, para auscultar las causas de la alteración de los mecanismos y para “enseñarle” que él mismo tiene los mecanismos psicológicos para superarla.

En palabras más simples, digamos que la hipnosis es un método para “limpiar la mente de impurezas psicológicas, emocionales y/o conductuales”, para substituirlas por actitudes positivas.

Actitudes estas, que le permitan al paciente gozar de calidad de vida y evitar (o deshacerse) de los perjudiciales fármacos alopáticos que se suelen prescribir.

Para sólo citar un caso, tenemos que las benzodiacepinas conllevan serios efectos secundarios o colaterales. Se tienen registros de problemas renales, musculares, ópticos y mucho más.

Es preferible, entonces, superar la ansiedad sin medicamentos, esto es, con la hipnosis de vidas pasadas acompañada, si se quiere, de otras terapias simultáneas.

La ansiedad existencial, así como la ansiedad vital nos hace sufrir, y lo peor es que sufrimos y hacemos sufrir a otros. ¿De quien es la responsabilidad de quien sufre? Pues principalmente del sufridor.

Y ahora te preguntarás: ¿pero cómo del sufridor?

Pues sí, porque dependiendo del grado de evolución que tú tengas, cada vez habrá menos cosas que te hagan sufrir, veras la inutilidad del sufrimiento. El sufrimiento puede tener el origen en una mala gestión de ansiedad y estrés.

Cuando trabajas con la terapia regresiva, te das cuenta de que a lo largo de todas nuestras encarnaciones, hay un factor que se repite y es el de que siempre lo pasamos mal por algo, algo que obviamente nos puede generar angustia o ansiedad.

Seguro que has oído alguna vez la frase de: este mundo es un valle de lágrimas, algo que no se enmarca bien dentro de la inutilidad del sufrimiento. Quizás ahí radique el principal problema. En la idea de pensar que el mundo siempre tiene que ser un valle de lágrimas.

Y es que estamos tan anclados en el Ego, que nos cuesta ver más allá y descubrir nuestra verdadera identidad. Si lo hiciéramos este mundo sería otro créedme y la inutilidad del sufrimiento sería reflejado en todos los aspectos de la vida.

Todavía hoy en día hay actos del ser humano que me sorprenden e incluso me duele saber que alguien puede actuar de esa manera.

Sin ir más lejos recientemente presencié como un hombre robusto de unos 30 años arrollaba a un indigente anciano de unos 70 propinándole un puñetazo y dándose a la fuga después de robarle todo su capital.

Ayudado por varias personas, el hombre se incorporó tembloroso y sangrando por la nariz.

En cuestión de segundos mi cuerpo sintió de todo, se estremeció de impotencia, rabia y compasión por aquel anciano, al que le habían quitado todo su sustento, toda esta situación me creo angustia vital.

¿Cómo un ser humano puede actuar así con otro? Sabiendo que nuestra verdadera esencia es el Amor, que estamos hechos de Amor, y que nuestra fuerza radica en la unidad y no en la división, ¿cómo es posible que lleguemos a estos extremos?¿Es que somos tan ignorantes que no nos damos cuenta de que estamos atentando contra nosotros mismos?

La respuesta es bien sencilla. Estamos ubicados en el ego, y el ego nos dice: piensa en ti y los demás que se busquen la vida, el ego nos hace justificar lo injustificable, nos hace actuar desde el miedo, desde la carencia, desde el ataque. La angustia es una manera de proteger nuestro ego.

Hay una forma bien sencilla de salirnos de esa dinámica y es confiar en que somos mucho más de lo que vemos, en que tal y como demuestra la terapia regresiva, en esencia nunca morimos solo cambiamos el traje (el cuerpo).

Cierto es que nuestra alma ha decidido venir a experimentar a través de un cuerpo físico, pero lo que no es tan cierto es que tengamos que hacerlo a través del sufrimiento, de ahí la inutilidad del sufrimiento, esta premisa hace disminuir el grado de ansiedad anticipatoria o angustia que tenga una persona.

Es importante que vayamos tomando conciencia de que a pesar de lo que ven nuestros ojos físicos, este no es el mundo real, sino un sucedáneo, eso hace que las personas tenga diferentes grados de ansiedad anticipatoria, ya que cada persona es un mundo y por tanto su ansiedad.

Yo diría que una mala copia, pues nada tiene que ver con él. Pero tenemos tanto poder en nuestras mentes que lo hemos hecho casi real, y digo casi porque en verdad nadie puede cambiar nuestra verdadera identidad. Nadie nos puede hacer daño y por supuesto nadie nos puede matar.

Somos seres perfectos y eternos, lo que algunos llaman seres de luz. Y lo cierto es que es una frase acertada pues por encima de todo somos luz, aunque ahora nos comuniquemos a través de un cuerpo físico cada uno.

VOLVER A MENU

.

 


Ansiedad y estrés

Hay una frase en Un Curso de Milagros que a mí personalmente me agrada mucho y es: “En mi indefensión radica mi seguridad”. Algo que va relacionado directamente con la ansiedad y estrés.

Y es que si haces real en tí la idea de que puedes ser atacado, estás abriendo la puerta a vivir dicha experiencia.

Si sientes que no tienes que defenderte de nada pues sabes que eres perfecto y eterno, estás dando fuerza a tu verdadera identidad y llegará un día en el que podrás experimentar lo que eres.

En consulta cada vez estoy teniendo más casos de personas que están experimentando su verdadera identidad y no os imagináis, lo que su actitud cambia a partir de dicho momento, la ansiedad desaparece. Empiezan a ver la vida de una manera muy diferente.

Todos ellos, han coincidido en la misma afirmación: “todo ser humano debería experimentar esto aunque fuese una vez en su vida, porque con ello el mundo daría un cambio de 180 grados”. Estoy totalmente de acuerdo en la idea de la inutilidad del sufrimiento y de la ansiedad y estrés.

¿Por qué no empezamos todos a probar esta nueva forma de ver la vida? La que hemos utilizado hasta ahora ya hemos comprobado que no nos sirve para ser totalmente felices. Entonces por qué no experimentar algo nuevo.

¿Cómo? Relajando la mente y bajando al corazón, empezando a sentir cada momento del día en nuestro cuerpo y en especial en el corazón y dándonos permiso para disfrutar de ese sentir. Este es el primer paso para volver a nuestro verdadero YO.

Puedes dejar tus comentarios abajo sobre este artículo de la inutilidad del sufrimiento, el fin de la ansiedad y estrés.

SOLICITAR CITA PREVIA para tratar Ansiedad o Angustia

300x600