Terapias Utilizadas

psicología clinica

Centro Sanitario autorizado CS-32960

La terapia de vidas pasadas es una técnica terapéutica que se basa en las distintas experiencias que vivimos a lo largo de nuestra vida, o incluso en otras

Técnica totalmente segura que es realizada por profesionales sanitarios en psicología, lo que garantiza la correcta evolución del paciente con la terapia regresiva, además de combinarlo con otras terapias psicológicas para acelerar el proceso de sanación.

La terapia de vidas pasadas parte de la idea de que vivimos diferentes vidas, desarrollando roles diferentes. La terapia regresiva o hipnoterapia a vidas pasadas nos permite conocer mecanismos o comportamientos que nos condicionan en el presente, así como su objetivo o finalidad.

La terapia regresiva Madrid es una herramienta segura, al ser realizada por psicólogos sanitarios, que permite tratar cualquier tipo de dolencia psíquica como puede ser estrés, ansiedad, depresión, duelos y cualquier situación traumática que condicione nuestra felicidad, todo ello supervisado por un psicólogo clínico.


PUEDE DEJAR SUS DATOS A CONTINUACIÓN. TAMBIÉN PUEDE CONTACTAR POR TLFNO. 676.965.984 | 91.279.38.73

Hipnosis regresiva

Regresiones

En que consiste

Qué curamos

Ventajas

Éxito terapia


Solicitar Información

Tlfno. 676.965.984 | 91 279 38 73

"¿Que sabías tú al nacer?. Lo sabía todo, pero lo he ido olvidando". cita de Platón

.

hipnosis regresiva

En que consiste la hipnosis regresiva

El consciente está influido por la lógica, la educación y el entorno en él que nos movemos culturalmente, a través de las regresiones o terapia regresiva accedemos a nuestro subconsciente libre de estos condicionamientos y a todo su enorme potencial sanador, ofreciéndonos una valiosa información sobre nosotros mismos con independencia del tiempo que haya pasado y los posibles cambios que haya experimentado nuestro cuerpo.

Las regresiones a vidas pasadas tienen como finalidad acceder a nuestro subconsciente de una forma directa y natural.  Este tipo de hipnosis permite ser consciente en todo momento del proceso, accediendo a toda la información que guardamos en nuestro interior o subconsciente, se trata de llegar a un estado Ampliado de Consciencia para conseguir una sanación del trauma.

Nuestros recuerdos, vivencias permanecen con nosotros a lo largo del tiempo.

Por eso es importante trabajarlos, especialmente cuando nos condicionan o tiene un origen no deseable como pueda ser el dolor ocasionado por una situación traumática del pasado, que está condicionando la forma que percibimos nuestra vida actual. Las regresiones a vidas pasadas o hipnoterapia regresiva permite liberar y sanar ese dolor, esas energías que nos desequilibran.

Las consultas de terapia de vidas pasadas tienen una duración de 2 horas tiempo óptimo para trabajar con esta terapia.

El número de sesiones depende de cada paciente y del trastorno o meta que se quiera trabajar. Puede ir desde las dos o tres sesiones, incluso con una simple sesión puede ser suficiente en algunos de los casos.

No es posible indicar el número total de sesiones que puede necesitar para su total curación, ya que cada paciente responde de una manera determinada y sus dolencias son, aunque puedan resultar similares, totalmente únicas.

La frecuencia de las sesiones es cada 15 días, si bien es flexible, y dependerá del paciente y del trastorno o meta establecida. En casos importantes las sesiones se establecen de forma semanal.

En la primera consulta de regresiones a vidas pasadas, nuestro terapeuta le recibirá y tendrán una primera toma de contacto, en esta sesión se realizará un expediente completo del paciente y una primera visión general del tratamiento a realizar y del problema o la dolencia a tratar.

Las regresiones hipnóticas es una terapia segura. Es realizada por personal sanitario reconocido por la ley, concretamente en nuestro centro sanitario son realizados por psicólogos clínicos, nuestra clínica es centro sanitario autorizado y cumple con toda la normativa legal al respecto.

Las regresiones a vidas pasadas es una terapia muy eficaz, ya que en un tiempo relativamente corto comparando con otras alternativas terapéuticas permite sanar graves trastornos, lo que le hace mucho más eficaz, en relación con otras terapias o herramientas, que requieren de mucho más tiempo, incluso varios años para conseguir resultados.

La hipnoterapia nos hace entrar un estado de relajación muy profundo, guiado por un psicólogo clínico. En este estado accedemos a toda la información que se encuentra almacenada en nuestro interior, como primer paso para poderla sanar gracias a la terapia de vidas pasadas

La terapia regresiva Madrid es muy eficaz para tratar dolencias relacionadas con la ansiedad, también para eventos de carácter traumático, que suelen tener un estrés postraumático.

Se muestra muy eficaz para el tratamiento de duelos y fobias, y en general para cualquier persona que tenga una inquietud para crecer personalmente, en definitiva ser plenamente feliz.

SOLICITAR INFORMACIÓN TERAPIA REGRESIVA


terapia de regresiones vidas pasadas 

Que curamos o tratamos con la hipnosis regresiva.

Son muchas las personas que ya han sido tratadas con estas técnicas de manera exitosa, y gracias a la terapia regresiva Madrid curando ansiedad, fobias, estrés, traumas, duelos y ayudando a crecer como personas.

La hipnoterapia regresiva consiste en una relajación muy profunda para conectar con la información que llevamos almacenada en nuestro interior y a la cual no podemos acceder desde un estado de vigilia o consciente.

Al conectar con nuestro interior o subconsciente se facilita la resolución de conflictos emocionales, ya que accedemos a ellos para poder trabajarlos de forma segura, combinando las técnicas profesionales de la psicología con el potencial de la terapia de vidas pasadas.

Nuestros pacientes han conseguido encontrar la paz en su vida, aprender a ser felices, crear una vida plena, acceder a su fuerza interior, en definitiva obtener su poder personal y conseguir un estado de bienestar y salud óptimo.

Con la hipnosis regresiva podemos:

  • Controlar la Ansiedad.
  • Vencer la Baja Autoestima.
  • Superar la depresión.
  • Acabar con Estrés Postraumático y Laboral
  • Superar Fobias y quitar el pánico
  • Curar trastorno Obsesivo-Compulsivo
  • Vencer Adicciones
  • Sanar Relaciones Personales

Además la hipnoterapia regresiva nos permite también:

  • Reforzar nuestra autoestima
  • Nos ayuda a crecer como personas
  • Mejora nuestra salud y bienestar
  • Mejora nuestras relaciones personales.

La hipnosis regresiva podemos tratar de una manera exitosa algunos trastornos emocionales muy comunes hoy en día, por ejemplo la ansiedad, muy vinculada al miedo, la ira o la tristeza.

También es muy eficaz para tratar la autoexigencia que puede acabar en autoculpabilidad, depresiones, estrés postraumático, estrés laboral, baja autoestima o problemas de relaciones con otras personas.

Algunos estudios recientes estiman que más de un 20% de la población mundial sufre ansiedad, y en muchos casos sin tener conocimiento de ello. Los niveles patológicos de ansiedad pueden provocar fobias, trastorno obsesivo-compulsivo, pánico, agorafobia, estrés postraumático o laboral.

Actualmente el entorno competitivo en el que nos desarrollamos, nos hace ser personas excesivamente autoexigentes. La autoexigencia puede generar una tensión exagerada que nos impide relajarnos y disfrutar de la vida.

Nos puede conducir a intentar tener todo bajo control con el consiguiente agotamiento físico y emocional. La hipnosis regresiva o regresiones vidas pasadas es una excelente herramienta para trabajar la autoexigencia, convirtiéndola en una cualidad que nos ayude a ser más felices.

La terapia de vidas pasadas trata bastante bien la depresión suele producirse cuando se da una tristeza continuada o una falta de energía, llevando a la irritabilidad o a trastornos de humor que afectan a nuestra actividad vital.

También se suele caracterizar con falta de interés para disfrutar de actividades lúdicas. Los desencadenantes puede ser muchos desde una decepción sentimental, pasando por el acúmulo de malas noticias, hasta la pérdida de un ser querido.

La hipnosis o regresiones de vidas pasadas trabaja de una manera eficaz cualquier tipo de depresión, con independencia de su origen.

El estrés postraumático es un trastorno de ansiedad con origen en una vivencia sumamente traumática, como por ejemplo la muerte de alguien o un evento que nos expone a un daño físico o psicológico. Gracias a la hipnosis regresiva se puede sanar este tipo de traumas.

El estrés laboral supone uno de las cargas más importantes en las sociedades occidentales. De hecho se cree que en Estados Unidos supone un coste de más de 200 millones de dólares, siendo una de las principales razones por la que los trabajadores quieren cambiar de puesto de trabajo.

El denominado síndrome del “burnout” o estar quemado. La hipnosis regresiva o regresiones a vidas pasadas ha sido ya utilizada en numerosos trabajadores con unos resultados más que satisfactorios.

La hipnoterapia a vidas pasadas también constituyen una excelente herramienta para trabajar la baja autoestima, inseguridad o determinados complejos que limitan todo nuestro potencial para crecer como personas.

Además es una técnica perfecta para trabajar relaciones personales conflictivas, ya sean personales, familiares o laborales.

SOLICITAR INFORMACIÓN REGRESIONES A VIDAS PASADAS


terapia regresiva 

Ventajas de la hipnosis regresiva

La hipnoterapia de vidas pasadas se caracterizan por ser una técnica segura y rápida a la hora de tratar superar cualquier trauma, dolencia psíquica o conflictos.

Además es muy versátil por lo que se puede potenciar con otras terapias. Los resultados son espectaculares como así lo atestiguan numerosos testimonios de gente que pasado por nuestro centro.

Podemos decir que una de las principales ventajas de la terapia regresiva es gran capacidad para tratar cualquier tipo de problemas, además en un tiempo mucho más rápido para el paciente que otras terapias.

No es una técnica excluyente ya que puede combinar con otras herramientas de sanación.

A diferencia de otras técnicas de psicoterapia, que necesitan de años para realizar cambios profundos. La terapia de vidas pasadas nos da estos cambios positivos desde el primer momento.

Además la hipnosis nos da la posibilidad de trabajar vivencias traumáticas como las habidas por ejemplo en el periodo de gestación, ya que las vivencias de la madre pueden ser recibidas por el niño, tal y como avalan numerosos estudios.

La hipnosis es la única técnica que nos permite trabajar estas vivencias, ya que son desconocidas por otras terapias.

También el parto tiene unos componentes emocionales muy importantes que pueden marcar nuestra personalidad a lo largo de nuestra vida, gracias a la hipnosis regresiva se puede trabajar de forma satisfactoria.

Es una excelente herramienta para el crecimiento espiritual de cualquier persona, ya que nos permite tomar un amplio campo de conciencia y plantarnos nuestro objetivo o misión en esta vida, en definitiva saber para qué estamos aquí y qué actividades nos hacen felices en este plano.

La terapia regresiva se convierte también en una excelente herramienta para dejar adicciones, como puede ser dejar de fumar con hipnosis, siendo unas de las técnicas como más éxito para acabar con esta adicción.

La hipnosis regresiva fue muy popularizada por el famoso psiquiatra BRIAN WEISS en los año setenta y ochenta, donde sanó a numerosos pacientes a través de esta técnica y en particular analizando el tránsito entre vidas pasadas, si bien el que más ha profundizado en ese área ha sido el también hipnólogo MICHAEL NEWTON como lo atestigua su Libro "La Vida entre Vidas".

La terapia regresiva es realizada por un profesional sanitario con total seguridad para el paciente.

Llevamos más de cinco años trabajando con la hipnoterapia regresiva  y los resultados son más que satisfactorios sobre todo en casos donde el paciente había perdido la esperanza de poder sanar.

La terapia de vidas pasadas es una técnica totalmente segura que nos permite acceder a recuerdos que están escondidos en nuestro inconsciente, que pudiendo tener una naturaleza traumática o no, condicionan muchos de nuestros comportamientos, que en algunos casos pueden ser de carácter patológico.

Gracias a la hipnosis regresiva, accedemos a estos recuerdos emocionales de los que no somos conscientes, y que están provocando dolencias tales como estrés postraumático, depresión, ansiedad o duelos.

Una vez detectados con la terapia regresiva Madrid podemos trabajar con ellos de forma segura para el paciente y sanarlos de forma eficaz y rápida.

Al acceder a nivel subconsciente con la hipnoterapia de vidas pasadas, podemos trabajar estos recuerdos, y así acceder a la información que nos condiciona para poderla sanar, mediante cambios más saludables en nuestro comportamiento y en la manera de manejar las emociones.

Podemos tener vivencias o experiencias de hace tiempo almacenadas en nuestro interior, que muy posiblemente hayamos olvidado, o en algunos casos las ocultamos porque son emociones que nos causan dolor, gracias a la hipnosis regresiva conseguimos liberar y sanar este dolor, en definitiva transmutamos energías o emociones que nos está limitando como personas.

La terapia regresiva nos permite solucionar nuestras dolencias emocionales, todo ello supervisado por un profesional sanitario, combinando el potencial de la hipnosis regresiva con distintas técnicas psicológicas, lo que hace que la sanación tenga un carácter holístico.

SOLICITAR INFORMACIÓN HIPNOTERAPIA


terapia regresiva Madrid

Éxito de la terapia regresiva

El éxito o el fracaso de una terapia Regresiva está en saber sortear los obstáculos del consciente.

Estamos tan habituados a manejar nuestra vida desde el hemisferio cerebral izquierdo (el de lo lógico y racional) que podríamos decir que prescindimos prácticamente de la información del hemisferio derecho (el que nos conecta mucho más con nuestro sentir).

Es por ello, que reitero varias veces a mis pacientes la importancia de conectarse con su sentir a través de la terapia regresiva.

Es muy sencillo de comprender. Cuantas veces nos hemos encontrado con situaciones en las que después de salir de ellas, nos hemos asegurado con certeza que no nos había afectado en absoluto, a pesar de ser situaciones desagradables.

Y es que hemos entrenado tanto a nuestra mente para decir estoy no me puede afectar, esto no me debe afectar… que llega un momento en que realmente creemos que no nos afecta. Sin embargo, es un auténtico autoengaño que tarde o temprano nos pasará factura y que se puede trabajar con la terapia regresiva.

Voy a poner un ejemplo conmigo misma. Hace unos meses, vi en el metro como una mujer de avanzada edad caía a la vía del tren y automáticamente este pasaba por encima, con la fortuna de que la mujer cayó entre ambos raíles.

En verdad, no sucedió nada lamentable, pero el hecho en sí fue impactante. El tren pasando y todo el mundo de uno y otro andén gritando. Yo por mi parte, fui a la consulta de terapia regresiva como cada mañana, y cuando llegué aparqué todo lo referente al incidente con objeto de estar para los demás, dado que este es mi trabajo.

Por la noche, al regresar a mi domicilio después de la terapia regresiva, suelo hacer meditación, y ya a penas recordaba el incidente matutino, sin embargo, como conozco a la perfección el funcionamiento de nuestro cerebro, decidí preguntarle a mi cuerpo ¿cómo se siente mi cuerpo con respecto a lo acontecido esta mañana?

Y curiosamente casi de forma automática empecé a sentir presión en mi estómago. Si bien no era muy intensa, si había algo de malestar que había quedado registrado en mí. Hice unas cuantas respiraciones y la sensación se desvaneció.

¿Qué hubiera sucedido si no le pregunto a mi cuerpo?

Pues que ese poquito de miedo que me había quedado archivado, se podría unir a otro poquito de miedo de mañana, y a otro de pasado y llegar el fin de semana y levantarme con un sentimiento de inseguridad incomprensible para mi intelecto, dado que quizás justo ese día no me había sucedido nada para sentirme así.

Es por ello, que les insisto a mis pacientes de terapia regresiva en el hecho de enfocarse en su cuerpo, en su sentir, porque éste no engaña, no disfraza la verdad. Si te muestra alguna sensación incómoda es que hay algo que trabajar.

Bueno pues precisamente, cuanto más conectados estamos con nuestro sentir, con nuestro cuerpo, más sencillo nos resulta acceder en la terapia regresiva a recuerdos de nuestro pasado, por muy remoto que este sea.

Por otra parte, en la misma terapia regresiva, pueden llegar mensajes del tipo: envuélvete en el color naranja para sentirte tranquilo, o visualiza una silla de mimbre para conectar con tu poder, con tu fuerza interior.

Lógicamente cuando al paciente le llegan mensajes de este tipo en la terapia regresiva, no termina de entender el motivo por el que le llega dicho mensaje, y como durante la sesión está consciente, su hemisferio izquierdo hace acto de aparición juzgándolo todo.

Por ejemplo, a una paciente de terapia regresiva que le llegó imaginar una silla de mimbre para conectar con su fuerza interior, empezó a elucubrar: no se, mi abuela tenía una mecedora pero…. Inmediatamente la corte, pidiéndole que no juzgara lo que le había llegado simplemente que se limitara a utilizarlo.

En la siguiente sesión de terapia regresiva me dijo que se había comprado una sillita pequeña de mimbre para ponerla en su mesilla y ser lo primero que viera al despertar, pues aunque no entendía por qué ello le hacía sentir muy segura de sí misma.

Le pedí que reforzara ese anclaje durante unos minutos a diario, y llegó un día en que no necesitó hacerlo más pues se sentía tan segura que no precisaba ya de ningún símbolo que le recordara la fuerza que yacía en su interior, dado que ya estaba muy presente en su día a día.

Nuestro hemisferio derecho trabaja con la terapia regresiva muchas veces de forma simbólica, y algo que para algunos puede tener un gran significado, como envolverse en color azul para sentirse seguro en reuniones de trabajo, o en verde para dar conferencias ante una multitud, para otros carecer totalmente de sentido.

Y eso es lo mejor de la terapia regresiva, que conectas con herramientas muy sencillas, pero muy potentes y que bien utilizadas pueden llegar a cambiarte totalmente tu vida.

Empiezas a tomar las riendas y a manejar todo lo que te va aconteciendo, pero esta vez gestionando tus emociones de una forma más equilibrada y saludable, utilizando ambos hemisferios cerebrales de una forma mucho más equitativa.

Al usar más de ti y de tu potencial gracias a la terapia regresiva, empiezas a descubrir que eres mucho más de lo que habías imaginado hasta el momento.

Es por ello , que insisto en escuchar nuestra parte intuitiva, porque a veces nos da mucha mucha información acerca de quienes somos en verdad con la terapia regresiva.

Cuando hablamos de equilibrar hemisferio derecho-hemisferio derecho, es lo mismo que decir, manejar nuestra vida desde mente y corazón. Ambos son necesarios para vivir de forma saludable gracias a la terapia regresiva y eso se hace con mucha facilidad con las regresiones a vidas pasadas.

SOLICITAR INFORMACIÓN HIPNOSIS REGRESIVA


300x600